BoletinEne2014 Dark Dwarf/Flickr

Otro año cumplido; otro año por cumplir pensando en el Colegio Cristiano Gracia y Amor (CCGyA).

El día viernes, 6 de diciembre, a las 3:00 pm, se celebró la ceremonia de la tercera promoción de bachilleres del Colegio Cristiano Gracia Y Amor. ¡Gracias a Dios por su provisión y bendición en todo sentido a favor de este ministerio de la Iglesia Cristiana Gracia y Amor! Gracias a la Junta Directiva del colegio, al hermano rector, Gustavo Hernández y su equipo, a los profesores, a los padres de familia, a los estudiantes, y a cada miembro de las iglesias.

¿Por qué existe el CCGyA? La respuesta es fácil; es para que los niños y jóvenes, graduados y formados por sus padres, sean preparados en todo sentido para conocer y amar a Dios. ¿A cuál Dios? Pues, al único y verdadero, el Dios trino dado a conocer de manera especial en la Biblia. ¿Cómo es esto de amar a Dios? Pues, es conocerle tal como es y servirle tal como pide. Según estas tres preguntas y sus respuestas, el CCGyA tiene a su cargo una tarea nada fácil. Pero no debemos renunciar a esta tarea. La tarea implica que los estudiantes deben oír y recibir la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad. No debemos estar contentos con comunicar solamente una parte de la verdad. No debemos, por ejemplo, enseñar a los estudiantes sólo a portarse bien, sino a portarse bien para honrar a Dios (para Él son todas las cosas) y a portarse bien mediante la fe en el Salvador único Jesucristo (por medio de Él son todas las cosas.). Es decir, el colegio enseña el evangelio como único camino de paz para con Dios.

El CCGyA más que muchos colegios cristianos tiene la posibilidad de cumplir con esta misión. Es así porque el CCGyA se fundamenta en la doctrina bíblica auténtica y completa que llamamos la "doctrina reformada". La Confesión Bautista de 1689 (y otras confesiones) presenta un resumen de esta enseñanza bíblica. La Biblia es la Palabra de Dios, única, completa, final, e infalible. Dios rechaza la sabiduría humana (1 a Co 1:19). La Biblia insiste en que la salvación del ser humano, su existencia misma, su sobrevivencia, el éxito o el fracaso, es decir, TODO, depende de Dios que en su soberanía eterna obra todas las cosas según el designio de su voluntad (Ef 1:9). Dice que el consejo de Dios permanece para siempre (Sal 33:11). En una palabra, no hay nada independiente de Dios. Toda persona humana después de su caída en Adán y sin ser levantada por Jesucristo, es totalmente incapaz de hacer cualquier bien espiritual (Ro 8:7-8). ¿Entiende usted porqué el CCGyA existe? Existe porque la verdad es como la Biblia dice; todo lo que la Biblia dice es verdad. Muchos colegios cristianos no enseñan toda la verdad, sino solamente una parte. No enseñan consistentemente que es en la luz de Dios que vemos la luz (Sal 36:6), es decir, es mediante la enseñanza que el Espíritu Santo da a uno que este llega a entender y creer. Al no enseñar todo, deshonran a Dios; no reconoce a Dios en todo. En cambio, el CCGyA está bajo el compromiso de enfocar todo según el resumen mencionado, la Confesión de 1689. Con este fin fue fundado. No sería fiel a su compromiso si omitiera algún elemento esencial al formular, comunicar, y vivir ante Dios y en el mundo suyo.

¡Bien reconocemos cuán difícil es cumplir lo anterior! Por esta razón, llamamos siempre (y ahora de manera especial) a orar por este ministerio, por todos los que trabajan en él. Qué Dios nos dé profesores entendidos y capaces para orientar a los estudiantes en TODA la verdad. Como iglesia, tenemos el deber de crecer en nuestra comprensión y práctica de la verdad – TODA la verdad – el deber de crecer y mantenernos firmes para que apoyemos al colegio en el cumplimiento de su compromiso. Bien sabemos que "el mundo entero está bajo el maligno" (1 de Jn 5:20), y que no reconoce a Dios. Vive las mentiras de la idolatría, el ateísmo, y la inmoralidad. Conociendo a Dios, no le glorifican como a Dios, ni le dan gracias, sino que se envanecen en sus razonamientos... (Ro 1:21, 22). No aprueban tener en cuenta a Dios. Si la iglesia y el CCGyA, no contradicen esta rebeldía, si no llamamos al arrepentimiento, si omitimos el testimonio completo de Dios sobre la realidad de la situación humana, y sobre los derechos de Dios como Dios, luego lo que hacemos es aliarnos con el mundo en contra de Dios. ¡Que Dios nos libre! No es para nosotros escoger qué enseñar y qué no enseñar, sino que es para nosotros ser "colaboradores de Dios", los que observando y guardando TODA la verdad, honramos a Aquél de quién son todas las cosas. ¡Qué hermosos y qué perfectos son Dios y el mundo tal como lo hizo!

Volver