los dones del Espíritu Santo en el creyente

Clic en la imagen para descargar el archivo

Lección:

El Espíritu Santo es quien acompaña especialmente a los hijos de Dios, para ayudarles en sus luchas. Pablo, el misionero, viajó a muchas ciudades, para contar la historia de Jesús. Muchos creyeron y llegaron a ser cristianos. Pero al cabo del tiempo empezaron a pelear, a ser egoístas y envidiosos. Pablo les escribió una carta a ellos (los Gálatas), la cual encontramos en la Biblia. Les dice que no deben pelear, ni ser egoístas, ni envidiosos, y les dice que si andan en el Espíritu Santo mostrarán los frutos del Espíritu. Estos frutos son cosas buenas, que salen del corazón, como el amor, el gozo, la paz, la paciencia, la benignidad, la bondad, la fe, la mansedumbre y la templanza. Pero si no tenemos el Espíritu de Dios, mostraremos malos frutos, como la ira, el enojo, la envidia y las peleas. ¡No podemos vivir para Dios sin la ayuda del Espíritu Santo! Referencia bíblica: Juan 15:1-5. Versículo de referencia: Gálatas 5:22

Instrucciones:

Los niños colorean y recortan los buenos frutos, luego los pegan dentro del corazón, en el lugar correspondiente.


Volver