Los hijos de Dios trabajan

Clic para ver descargar el documento editable

Lección:

A los niños les gusta jugar. Es un tiempo muy agradable cuando juegan con sus hermanitos o amigos. Pero los niños también tienen que trabajar. Cuando tienen edad, deben estar ayudando a sus padres, y en la medida en que se hacen adultos, hay más trabajo para ellos. Los adultos tienen que trabajar casi siempre. ¿Por qué? Porqué así lo dice Dios. Al principio, cuando Dios creó a Adán y Eva, Dios los puso en el jardín de Edén y ellos tenían que cuidar el jardín. Ese era un deleite, cuidar ese hermoso jardín. Pero cuando Adán y Eva pecaron, el trabajo se hizo duro, preparando la tierra, sembrando, y arrancando malezas. A nosotros nos toca trabajar duro, sin embargo el trabajo nos hace fuertes, nos hace felices. Y si trabajamos para Dios, ¡Él estará contento y nosotros también! Referencia bíblica: 2 Tesalonicenses 3:10-12. Versículo de referencia: Exódo 20:9.

Instrucciones:

Los niños escriben debajo de cada dibujo cuál es el trabajo que se está realizando, y luego colorean todos los dibujos.


 

Volver