Expiación limitada de Cristo 

Danilo y sus hijos. (III)

 

Danilo enseñando a sus hijos sobre la expiación limitada de Cristo.

 

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados” Mt. 1:21

 

1. Sara y Samuel meditan sobre la elección. Los dos niños, luego de aprender que no eran buenos y que la decisión de ir al cielo dependía de Dios, porque era Él quien elegía y que tal elección fue hecha en la eternidad pasada, cada uno se preguntó muy preocupado: ¿y si el Señor no me eligió? Entonces dijo Sara a Samuel: es necesario que sigamos escuchando a nuestro papito.

2. Danilo explica ahora sobre la justicia de Dios. Hijitos, ya aprendimos que somos malos y que si alguien entra en el cielo es porque Dios lo eligió antes de la fundación del mundo. Pero hay un problema, es que aunque sean elegidos no pueden entrar en el cielo a menos que sean santos, tienen que cumplir las exigencias de Dios para poder estar en su presencia. En ese momento Danilo les muestra unas hojas donde se encuentran escritas las exigencias de Dios y las va colocando una sobre otra para que los niños se den cuenta de la carga que es imposible de ser cumplida.

a. Tienen que haber obedecido la ley perfectamente. No tiene que haber fallado en ningún mandamiento.

b. Tienen que estar limpios de todo pecado. No puede haber ni la más mínima muestra de pecado, de lo contrario será desechado de la presencia de Dios.

c. Tienen que pagar el salario del pecado, es decir, ir al infierno eternamente. Las personas piensan que si hacen algo por alguien Dios les quita pecados, pero Dios no acepta otra cosa por el pecado sino la muerte o condenación eterna, por cada pecado. Entonces Samuel dijo: “¿Por cada pecado tenemos que ir al infierno?” Si, respondió Danilo. Los niños quedaron asustados.

d. Tienen que nacer de nuevo. No puede entrar al cielo estando con el espíritu muerto. ¿Puede algún ser humano cumplir esas exigencias? Samuel y Sarita respondieron: No, es imposible.

3. Danilo enseña sobre lo que significa las palabras Substituto y Expiación. Niños, hoy para nuestra lección quiero que aprendamos dos palabras con su significado, estas son claves para entender como los elegidos pueden entrar al cielo.

a. Substituto. Es alguien que nos reemplaza, que se coloca en nuestro lugar para hacer el oficio que nosotros tenemos que hacer. Por ejemplo, recuerdan el día que Samuel tenía que lavar la loza, pero se enfermó y entonces tú Sarita lo hiciste por él, esto es ser substituto.

b. Expiación. Es cuando un inocente recibe el castigo de alguien que es culpado. Sara dijo, papi en la escuela estudian dos hermanos, y el más pequeño cuenta que un día por estar jugando con un balón rompió el vidrio de la ventana, su papá ya le había advertido que el día que esto ocurriera lo castigaría y le haría pagar el vidrio. Su hermano al saber que su papá cumpliría lo dicho, se presentó delante de su padre diciendo que fue él. Su padre lo castigó y le dijo que durante un mes no recibiría lo del refrigerio en el colegio. El inocente pagó por el culpable. ¿Podría esto ser expiación? Podríamos decir que es una figura, dijo Danilo, pero ese niño mintió, Jesucristo no lo hizo.

4. Danilo enseña sobre la necesidad del Substituto perfecto. Como los elegidos no pueden cumplir con las exigencias de Dios por estar muertos espiritualmente, entonces necesitamos de alguien perfecto, inocente que haga lo que no podemos hacer, es decir, de un substituto que se presente delante de Dios por los elegidos para recibir el castigo por ellos para expiar sus pecados. Danilo mostrando unas figuras de una persona ofreciendo una ovejita dice: En el Antiguo Testamento cuando alguien pecaba, este tenía que llevar una ovejita sin defecto para morir en su lugar, pero estas ovejitas no podían salvar a las personas, pero eran una figura de Jesús el único substituto de los elegidos. Danilo mostrando figuras desde el nacimiento de Cristo hasta su resurrección, en orden les va diciendo lo que Él hizo por los elegidos:

a. Obedeció la ley. No pecó en ninguno de los andamientos de la ley, siempre actuó perfectamente. Nunca pensó mal, nunca dijo algo malo ni hizo nada malo.

b. Cargó todos sus pecados. Dios colocó todos los pecados de los elegidos, no quedó ni un solo pecado fuera de Jesús. Todos los pecados pasados, presentes y futuros de cada elegido fueron colocados por Dios en Él.

c. Se presentó en la cruz para recibir el infierno eterno. Él recibe el tormento eterno que su pueblo tenía que padecer. Él experimentó el fuego que nunca se apaga, el gusano que nunca muere, las tenebrosas tinieblas que jamás dejan de existir, Él sintió la sed que no tiene fin, Él sufrió absolutamente todo el tormento por su pueblo. Sara dijo: Oh, yo nunca había pensado en ello.

d. venció la muerte para que su pueblo saliera de su muerte espiritual. Al tercer día de su muerte, Él vence la muerte para que su pueblo recibiera una nueva vida.

5. Danilo cogiendo las hojas de las exigencias de Dios las fue colocando una a una sobre Jesús y luego pregunto: Niños, ¿qué pasa si alguien es unido a Jesús? ¿Cómo queda? Samuel dijo: “queda limpio” y Sara dijo: “ya no debe nada” Danilo dijo: si hijitos, Jesús lo hizo todo por los elegidos, por ello todo aquel que sea unido a Jesús se presentará delante del Padre totalmente santo, sin culpa, libre de toda condenación. Niños, mediten en lo que Cristo hizo por su pueblo. Pero quiero que también se pregunten, ¿y cómo será que los elegidos reciben nueva vida? ¿Qué sucede con ellos cuando eso acontece?

 

Expiación limitada de Cristo

Hoy aprendí:

1. Que aunque Dios eligió un pueblo para estar con Él para siempre, ellos no pueden entrar a su reino tal como llegan a este mundo. Todos tienen que:
a. Obedecer perfectamente la ley. (Mt. 5:19; Stg. 2:10)
b. No tener ningún pecado. (He. 12:14)
c. Pagar el salario del pecado. Es decir ir eternamente al infierno. (Gn. 2:15-16; Ro. 6:23ª; Ap. 21:8)
d. Nacer o ser creados de nuevo. (Jn. 3:3-6; Gal. 6:15)

2. Que debido a que las exigencias de Dios son imposibles de cumplirse, los elegidos necesitan de alguien perfecto que haga todo por ellos, necesitan de un substituto. De un substituto inocente que pague con su vida por ellos, que expíe sus pecados.

3. Que en el Antiguo Testamento cuando alguien pecaba, presentaba un animal puro y sin defecto para que muriera por él, que estos animales eran figura del Verdadero Substituto, de Cristo.

4. Que Cristo:
a. Obedeció perfectamente la ley por todos los elegidos (Ro. 5:19)
b. Cargó todos los pecados de los elegidos. (1 P. 2:24; 2 Co. 5:21)
c. Recibió en la cruz el tormento eterno por ellos. (Is. 53; Mt. 19:30)
d. Venció la muerte para dar nueva vida a los elegidos. (1 P. 1:3)

 

Preguntas

1. ¿Qué significa la palabra substituto? R: Cuando alguien nos reemplaza, que hace el oficio que nosotros tenemos que hacer.

2. ¿Qué es expiación? R: Cuando alguien inocente sufre el castigo por el culpable.

3. ¿Cuáles son las exigencias de Dios para que alguien entre en su presencia? R:
a. Obedecer la ley perfectamente.
b. No tener ni un solo pecado.
c. pagar el salario del pecado es decir ir al infierno eternamente.
d. nacer de nuevo.

4. ¿Pueden los elegidos cumplir las exigencias de Dios? ¿Por qué? R: No pueden, porque están muertos espiritualmente.

5. ¿Qué tenía que hacer una persona cuando pecaba en el Antiguo Testamento? R: Ofrecer un corderito sin defecto.

6. ¿Podían estos corderitos quitar el pecado, que eran? R: No, solo eran figura.

7. ¿Quién es el verdadero substituto de los elegidos? R: Jesús.

8. ¿Qué hizo por ellos? R:
a. Obedeció la ley.
b. Cargo sus pecados.
d. Recibió el castigo por ellos en la cruz.
e. Resucito por ellos para que reciban nueva vida.
f. ¿Qué acontece entonces con aquel que es unido a Jesús? R: Es salvo.

Volver