Para qué debo aprender a leer - 8

El dibujo de un hombre, eso fue lo que trajo José esta vez. Ese hombre es conocido como el padre de la fe, pero, ¿para qué lo trajo? (imagen: clker)

¡Incluye página para colorear!

 

 

Por qué debo aprender a leer, 8

Clic en la imagen para descargar la página para colorear.

 

Versículo de referencia:
Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Génesis 17:1b

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; Filpenses 1:6

 

¿Para qué debo aprender a leer? José y los niños de la escuela - 8


Ya los niños de la escuela de la vereda Hermón tenían muchas razones para aprender a leer, para leer la Biblia, ¿cuál será la razón que hoy José va a enseñar a los niños? Escuchemos atentamente.

José luego de saludar a los niños y ellos amablemente y con alegría responderle, les dijo: “Hoy vamos a continuar aprendiendo el himno “Gozo me da la palabra leer” Entonces el profesor Leonel, que estaba en la puerta dijo: “Ellos ya saben lo que cantaron en la clase pasada. Lo escuchamos y lo aprendimos.” José miró al profesor con admiración y dijo: ‘gracias profesor Leonel, mi Señor lo llene de su gracia. Bueno entonces todos paraditos vamos a cantar. Esperen coloco la música. Listo: 1. “Gozo me da la palabra leer; cosas preciosas allí puedo ver, y sobre todo que el gran Redentor es de los niños el tierno Pastor.”
Coro: “Con alegría yo cantaré al Redentor, tierno pastor, que en el calvario por mi murió, sí, sí, por mi murió.”
Ahora vamos a adicionarle la segunda estrofa” El profesor, pregunto: “¿Cuántas estrofas tiene? Las podemos grabar todas para que durante la semana las aprendamos” José, viendo tanto animo en el profesor dijo: ¡Claro profesor! Gracias. El himno tiene tres estrofas. Entonces vamos a cantar.
1. “Gozo me da la palabra leer; cosas preciosas allí puedo ver, y sobre todo que el gran Redentor es de los niños el tierno Pastor.”
Coro: “Con alegría yo cantaré al Redentor, tierno pastor, que en el calvario por mi murió, sí, sí, por mi murió.”
2. “me ama Jesús, pues por mí El murió, y de su amor a los niños habló; dejad que vengan los niños a mí, para salvarlos mi sangre vertí.”
3. “Si alguien pregunta que como lo se; “busca a Jesús, pecador”, le diré; “Por su palabra que tienes aquí, puedes saber que te ama a ti.”

¿Cómo les parece el himno? Niños” María José, dijo: “Me anima a leer la Biblia para conocer a Jesús, quien murió por pecadoras como yo.” “Que bueno, María José, me alegra, que así sea. Más adelante lo cantaremos nuevamente.”

José mostrándoles una lámina, dijo: “Ahora niños, quiero que miren este dibujo. Este dibujo representa a un hombre que vivió hace miles de años, es conocido como el padre de la fe, se llamó Abraham. A este siervo de Dios, Él le dijo: “Yo soy el Dios Todopoderoso, anda delante de mí y se perfecto.” Gn. 17:1. ¿Quieren repetir conmigo lo que Dios le dijo a Abraham? Vamos: “Yo soy el Dios Todopoderoso, anda delante de mi y se perfecto.” Niños, las palabras de Dios a Abraham también son para nosotros, tenemos que ser perfectos, pero, ¿Cómo si somos pecadores? Eso es lo que vamos a saber hoy.

José les preguntó: “¿les gustaría que viajásemos en un avión imaginario a un lugar espectacular?” “Sííí” respondieron los niños. José dijo: “Les quiero mostrar a una persona que hace unas artesanías muy bonitas. ¿Cuántos de ustedes han montado en avión?” Todos los niños quedaron callados. “Bueno” dijo José “Pues hoy van a hacer su primer viaje, aunque imaginario. Subamos al avión, vamos para la maravillosa selva amazónica. “Señoras y señores, el avión con dirección a la selva amazónica está listo para despegar, se le informa a los pasajeros ajustarse el cinturón de seguridad. Nnnnnnnnnn.. ¡Miren niños esas lindas nubes. Estamos pasando la cordillera oriental, oh llegamos a los llanos orientales, ahora niños alístense porque ya estamos en la selva amazónica! ¡Señoras y señores, les informamos que estamos a punto de aterrizar en la ciudad de Leticia, por favor mantener con el cinturón de seguridad puesto! Llegamos. Ahora vamos a un pequeño pueblito. Allí está la persona que les quiero presentar. ¡Hola señor Agostinho!- “Bom dia José”. Niños, don Agostinho es brasilero, por eso el habla así. Don Agostinho, le quiero presentar a estos niños que vienen de los andes. “Criansas, bom dia” --Niños, él les está diciendo buenos días. Respondan. “Buenos días don Agostinho” - Don Agostinho, quiero que nos muestre el proceso de sus artesanía. “Ta bom” Niños él dice que está bien. ¡Miren niños él está tomando su machete y su hacha y sale caminando hacia el monte. Vamos detrás de él. Miren, Don Agostinho, en cada palo o tronco caído da un machetazo, “don Agostinho, ¿Por qué hace esto?” “Porque nao todo tronco presta, e un especial. ¡E este!” Observen cómo don Agostinho, com su hacha, corta el palo. Se está regresando para casa. Vamos detrás de el ¿Qué hace ahora? Vean niños, Con el machete corta las partes externas del tronco, las que están podridas. ¿Que vemos? Oahu, es un lindo palo de color rojo. Senhor Agosinho, ¿cómo es el nombre de ese palo? –“ese pau Se chama, mirapiranga ou pau de sangue, o como dicen ustedes, mirapiranga o palo de sangre”- ¿Qué más va a hacer? Vean, Don agostinho cogió una parte del palo y con un cuchillo bien afilado está cortando hasta dar la forma deee, ¿Qué es eso? Niños, es un pescado. Veamos que más hace, está trabajando los detalles, está lijando el pescado y por último lo está puliendo con laca. Oahu, Miren niños que pescado más perfecto. Don Agostinho muchas gracias. Niños despídanse de don Agostinho. “Adiós don Agostinho” Volvamos ahora a nuestra realidad. ¿Cómo les pareció el viaje? “Chévere” dijo Luciana. Entonces José les dijo: “Les tengo una sorpresa” Sacando de su mochila un pescado de madera roja, les dijo” “Este es el pescado que hizo don Agostinho” Los niños quedaron sorprendidos, y dijeron: “¿Y cómo apareció ese pescado ahí? Esto parece magia.” Jose, les dijo: “No, lo que pasa es que tiempo antes tuve el privilegio de ir a la selva y conocí a ese señor, le dije que me encantaba trabajar con los niños. Entonces él me mostró el proceso de sus artesanías y luego me dio este pescado para sortearlo entre ustedes. Quise aprovechar el trabajo de don Agostinho para que podamos entender la razón de hoy por la cual ustedes deben aprender a leer para leer la Biblia. El pescado después lo va a sortear el profesor Leonel.”

José pidió a los niños que se pararan y les dijo: “Dios es grande, Dios es bueno, Dios me ama, Dios me cuida. Gracias Dios porque me amas, gracias Dios porque me amas, gracias Dios porque me cuidas. Todos sentaditos juiciosos. Vamos a recordar las palabras que Dios le dijo a Abraham: “Yo soy el Dios Todopoderoso, anda delante de mí y se perfecto.” Gn. 17:1 No olviden que esa orden de Dios no fue solo para Abraham, es también para todos nosotros, ¿pero cómo ser perfectos si venimos a este mundo siendo pecadores? ¿No es verdad que tenemos malos pensamientos, decimos malas palabras, hacemos cosas malas? ¿No es verdad que cuando pensamos hacer cosas buenas, siempre de alguna manera no las hacemos bien? ¿Cómo entonces ser perfectos? Niños, la buena noticia, es que Jesús descendió del cielo y tomó un cuerpo humano para cumplir todo lo que Dios exige, pero que pecadores como nosotros no podemos cumplir. Con esa obra Dios nos hace perfectos, Heb. 10:14 dice: “Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados” ¿pero si Jesús con su ofrenda hace perfectos a los santificados porque todos los humanos seguimos llegando a este mundo malos? Niños, ¿recuerdan que don Agostinho al entrar al monte con su machete picaba los troncos? ¿Para qué? Para saber cuáles eran mirapirangas o palo de sangre. Él no seleccionaba de otra clase, solo de esos, ¿y que hacia luego? Con su hacha los desarraigaba y los llevaba para casa, ¿y luego? Los fue trabajando, moldeando, dando la figura que el quería, por último lo pulió y con la suave laca dio su toque final. Así, niños, nuestro Dios va por todo el mundo desarraigando, sacando del mundo, digamos del resto de los troncos muertos, a todos por los cuales Cristo dio su vida, así como don Agostinho saca de la selva solo los palos de mirapiranga. Luego de sacarlos del mundo malo les va aplicando la obra de perfección alcanzada por Cristo, los va puliendo hasta hacerlos perfectos. Fil. 1:6 dice: “Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” ¿pero que usa Dios para hacerlos perfectos? Don Agostinho uso su hacha, machete, cuchillo, lija por último la laca, pero Dios usa la Palabra de Dios. ¿Recuerdan cuando estudiamos que la Biblia era inspirada por Dios?” Los niños respondieron: “Sííí” Pues vamos a leer 2 Ti. 3:16-17. Allí Dios nos dice que las Escrituras son el instrumento que Él usa. Escuchen: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” Niños, concluyendo podemos decir: 1) Que necesitamos ser perfectos, pero que no podemos. 2) Que Jesucristo descendió del cielo para realizar esa obra de perfección. 3) Que Dios aplica esa obra de perfección realizada por Cristo en cada uno por los cuales El dio su vida. 4) Que el instrumento que Dios usa es la Palabra de Dios. Así, niños, que quien no escucha la palabra de Dios, no la lee, no pude llegar a ser perfecto. Entonces esta es otra razón por las cuales ustedes deben aprender a leer para leer la Biblia. Para finalizar vamos a repetir el himno.

Luego de cantar el himno, y despedirse, José como siempre regresó a su casa, clamando a Dios que tuviera piedad de los niños y de sus familias. Niños les ruego que con la ayuda de sus padres procuren memorizar los versículos que hoy escuchamos. Un abracito para todos. 

 

- ♦ -

Volver