Esta es la historia de una gallina que tenía siete pollitos. Uno de ellos no era obediente, y eso sí que lo metió en problemas. Se quedó solo en la selva una noche y ahí vivía la zorra, ¿qué le pasará?

 

Versículo de referencia: Pr. 10:1
El hijo sabio alegra al padre,
Pero el hijo necio es tristeza de su madre.

 

 

 

 

Volver