Miembros los unos de los otros Brenda López Espinosa/Flickr

 

Ya algunos estarán empezando a pensar que ser miembro de una iglesia no es más que una tarea difícil. Es hora de que empecemos a mirar el asunto desde otro ángulo, o sea, desde el punto de vista de los privilegios que da al creyente y las ventajas que le ofrece.

Versión completa en pdf (4 páginas) 

DescargarBoton2

Volver