Noviazgo Nattu/Flickr

La Biblia muestra dos maneras de comenzar el compromiso conyugal con Dios, una bíblica, o correcta, y la otra no bíblica, o incorrecta. Miremos primero la manera bíblica, y luego la incorrecta.

 

Versión completa en pdf (9 páginas) 

DescargarBoton2


 

Volver