Aunque Cristo Jesús hizo muchos milagros y obras poderosas, esto no fue su propósito principal al venir a este mundo. Como ya hemos visto, usted ha pecado y sus pecados lo han separado de Dios, que es santo. Cada pecado tiene que ser castigado.

DescargarBoton2

Volver