ConPreguntas1 Photo by CIMMYT / CC BY

 

¿Por qué estudiar el Antiguo Testamento?

 

1. Porque es la Palabra de Dios. Los profetas, por ejemplo, afirman con mucha frecuencia que lo que escriben es Palabra de Dios. Jr. 6:6-9,12,16,21,22; 7:1; Lv. 1:1; 4:1; 5:14; 6:1,8; 7:22-28; 8:1; 11:1; 12:1; 13:1; 14:1; 15:1

2. A diferencia del Nuevo Testamento, en el Antiguo Testamento, Dios se da a conocer de una manera detallada en sus grandes obras de creación y providencia. Vemos un cuadro muy claro de su gobierno; sus juicios y sus bendiciones y muchas veces el por qué de ellas. Pero, Dios no siempre explica todo lo que hace o no hace; hay muchos misterios para nosotros. Debemos mirar los verbos que tienen a Dios por sujeto para saber qué es lo que hace. Como ejemplo, mire Ezequiel, capítulos del 25-31.

3. En el Antiguo Testamento Dios, mediante su ley, declara su voluntad para sus criaturas, obediencia tanto en el culto como en la conducta en todas las esferas y relaciones de la vida. Ver Éxodo, capítulos 18-40, los libros de Levíticos, Números, Deuteronomio y Proverbios. Los libros de la historia sagrada y de los profetas ilustran la conducta que Dios aprueba y desaprueba según su ley.

4. En el Antiguo Testamento leemos muchísimas expresiones e ilustraciones en cuanto a la piedad y la santidad que Dios espera de su pueblo. Sin estas, estaríamos muy empobrecidos en cuanto a poder entender la vida espiritual. El libro de los Salmos, por ejemplo.

5. El Antiguo Testamento habla de Cristo para que podamos entender mejor su persona y obra. El libro de Levíticos, por ejemplo, con los detalles de los sacrificios, nos ayuda a entender qué hizo Él en la cruz cuando murió. Todo el simbolismo de las ceremonias, el sacerdocio, las fiestas, esto juntamente con los grandes hechos de la salvación de Dios, especialmente en la salida de la nación de Israel de Egipto - todo esto explica a Cristo y la redención que obró y obra. Además, tenemos las profecías en cuanto a Cristo diciéndonos cómo sería y qué haría.

6. Sin el Antiguo Testamento, no podemos entender muchas enseñanzas del Nuevo Testamento. Por ejemplo, la justificación por la fe tiene su explicación en el trato de Dios con Abraham, Gálatas 3 y Romanos 4. Otro ejemplo: se da por sentada en el Nuevo Testamento la caída de Adán narrada en el Antiguo Testamento, la cual explica la necesidad universal de la gracia de Dios.

7. El Antiguo Testamento establece con muchos detalles que el trato de Dios con la humanidad es un trato selectivo, la elección de un pueblo para ser suyo, un pueblo recibido por razón de un pacto que Dios decretó y en el cual hay deberes mutuos. Dentro del contexto del pacto, entendemos por qué Dios insiste tanto en la fidelidad de su pueblo, y condena la idolatría, un tema que corre a través del Antiguo Testamento. Gn. 6:18; 15:18; 17:2-7; Ex. 2:24; 6:4,5,7; 19:5; Lv. 26:12; Dt. 4:13,23,31; 5:2,3; 26:17-19; Jr. 31:33; 2 Co. 6:16

Volver