En cuarto lugar, pasaré ahora a otro punto. El querido señor Wesley dice, "qué incómodo pensamiento es este, el que miles y millones de hombres, sin ninguna ofensa previa, sean condenados al fuego eterno".

 

VerMas4


 

Volver