Nombre del libro y autor
Este libro hace referencia a los líderes que Dios usó para libertar o salvar a Israel de la opresión de sus enemigos, después de la muerte de Josué. Según la tradición judía el autor del libro fue el profeta Samuel.


Tema
El libro muestra la vertiginosa caída del pueblo israelita, hasta llegar a condiciones similares a Sodoma y Gomorra. De acuerdo con las bendiciones y maldiciones anunciadas por Dios en la ley (Dt. 28), el Señor los entregaba en las manos de los enemigos, hasta que Israel se arrepintiera. Cuando el arrepentimiento se hacía presente, Dios, en su misericordia, mandaba libertadores, los cuales usaba para derrotar a los enemigos. El problema estaba en que cuando el líder moría, Israel volvía a una impiedad mayor que la anterior.


Sansón y el nazareato, Jue. 13-16; Nm. 6: 1-21

"Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro" Ro. 6:11

1. ¿En qué consistía el nazareato? Era un voto de absoluta consagración al Señor, de separarse para Dios.

2. ¿Qué cosas diferenciaban a un nazareo del resto del pueblo?

a. No podía consumir uvas, ni ningún derivado de ellas, no podía cosumir ninguna bebida alcohólica. Nm. 6:3-4

b. No podía tocar a un muerto. Nm. 6:6

c. No podía cortarse el cabello. Nm. 6:5

3. ¿Qué significado tiene cada parte del voto?

a. No consumir uvas y bebidas fuertes es una figura, para no dedicarse a los placeres mundanos. 1 P. 4:3-4

b. No tocar lo muerto es una figura que representa no hacer yugo desigual con los muertos espiritualmente, con los incrédulos. 2 Co. 6:14-7:1

c. No cortarse el cabello es una figura, según la tradición judía, que significaba dedicar toda la vitalidad del hombre para servir al Señor. Ro. 6:19

4. ¿Qué hizo Sansón con los votos que tenía que guardar? Sansón no era un nazareo como los otros, los cuales voluntariamente se consagraban y un día podían volver a su vida anterior. Sansón fue consagrado cuando Dios le ordenó a su madre no beber ningún tipo de bebida alcohólica. Dios lo consagró desde el nacimiento, y esto implicaba que sería nazareo hasta su muerte (Jue. 13:4-7). Pero lamentablemente Sansón opacó su consagración. Esto se vio reflejado en que:

a. Tocó un león muerto, e hizo yugo desigual con los incrédulos. Jue. 14:5-8; Jue. 16:4-5

b. Se dedicó a los placeres mundanos. No menciona el libro que consumió bebidas alcohólicas, lo cual no indica que no lo hizo. El hecho de que Dios lo desamparó indica que él había roto todos los compromisos del nazareato. Jue. 16:1-2

c. Se dejó cortar el cabello. Jue. 16:16-20

5. ¿Cuáles consecuencias trajo a Sansón la desobediencia?

a. Dios lo desamparó y lo entregó en manos de los filisteos. Dios le quitó todo lo que lo diferenciaba de los demás hombres. Jue. 16:20

b. Los filisteos se vengaron. Los filisteos le sacaron los ojos, lo encarcelaron y lo pusieron a realizar trabajos forzados. Jue. 16:21

c. Sansón fue ridiculizado y el nombre de Dios fue blasfemado. Esto se muestra cuando los filisteos toman de juguete a Sansón y atribuyen su derrota a la acción supuestamente poderosa de Dagón, el dios principal de los filisteos. Con esto mostraban que su dios era más poderoso que el Dios de Sansón, algo que es una blasfemia. Jue. 16:23-25

6. ¿Cuál fue el final de Sansón?

a. Dios produjo arrepentimiento en Sansón. Bien podía dejarlo humillado delante de los filisteos, pero por su Gran Nombre, el Señor produjo tanto el querer como el hacer, para que este siervo de Dios mirara al Señor. Jue. 16:22,26-28; Fil. 2:13

b. Sansón muere como un verdadero nazareo obedeciendo el propósito para el cual Dios lo consagró, y el nombre de Dios es nuevamente exaltado. Muchos ven en las palabras de Sansón una contradicción y no un arrepentimiento cuando él dice a Dios que le devuelva su fuerza para vengar sus ojos. La solución a esta duda está en recordar que Sansón fue creado por Dios y separado para Él con el único propósito de derrotar a los filisteos. Al morir juntamente con los filisteos mostraba que Dagón era completamente inútil para librarlos de Sansón, y que todo esto se debía a la acción soberana de Dios. Jue. 13:5; 16:28-31

7. ¿Es vigente el nazareato? Al analizar lo que representa cada figura es evidente que lo es.

a. Dios llama a sus elegidos para vivir una vida separada de los placeres mundanos. Cuando Dios nos hizo nacer de nuevo y colocó su fe para que confiáramos en Él, nos consagró absolutamente para Él, nos hizo reyes y sacerdotes, nos libró de la esclavitud del pecado, nos creó de nuevo para buenas obras. Somos ahora de la luz, no de las tinieblas. Ef. 2:10; 5:18; 1 Ts. 5:5-8

b. Dios nos advierte para no hacer yugo desigual con los que están muertos espiritualmente. Hay personas que asisten a las iglesias, que se identifican como cristianas, pero que se sienten como pez en el agua con los incrédulos. Ef. 5:1-7; 2 Co. 6:14-18

c. Todo cuanto significa ser cristiano, toda su vitalidad física e intelectual debe ser usada para servir al Señor. Lo que somos y sabemos o buscamos no debe tener doble fin. Debe tener un único fin, la gloria de Dios. 1 Co. 11:31; Gal. 2:20; 6:14

8. ¿Qué pasa si se es negligente en guardar la consagración al Señor?

a. Si la persona no ve la disciplina de Dios por ningún lado, sino que siempre se sale con las suyas, es que nunca ha nació de nuevo, porque Dios a aquel que llama como hijo lo disciplina y lo transforma.

b. Si alguien es llamado y es negligente Dios lo disciplina. No olvidar la terrible disciplina que recibió Sansón.

9. ¿Qué hacer? Como hemos muerto y resucitado con Cristo, busquemos las cosas de arriba, hagamos morir lo terrenal, levantémonos de los muertos para que Cristo nos alumbre, glorifiquemos a Dios con nuestro cuerpo y nuestro espíritu. Col. 3; Ef.5:8-16; 1 Co. 6:19-20

Conclusión
"Y si invocáis por Padre a aquel que sin excepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación." 1 P. 1:17

Volver