La gracia de Dios Art4TheGlryOfGod by Sharon/Flickr

La mejor manera de explicarla es mirando cómo se muestra.

Semana Santa. Sí, esa fue en el mes de abril. Pero, no importa, porque la única Semana Santa de real importancia fue hace casi 2000 años. Las de ahora son sólo para recordar aquella. Hace 2000 años Jesucristo obró la redención, y la obró de tal forma que no fue necesario obrarla una segunda vez. En ese único sacrificio obtuvo la eterna redención. Ahora, todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo. Claro, se trata de invocarle uno como pecador. él vino para llamar, no a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.

El problema de uno, el suyo, el mío, es el pecado. Nos separa de Dios, nos condena, nos esclaviza, nos entristece. Es la fuente de la violencia, la corrupción y la intranquilidad. Jesucristo, el Hijo eterno de Dios, “apareció para quitar nuestros pecados”.

Volver