VuestroTesoro Ethan Lofton/Flickr

…donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

¿Cuál es tu tesoro?
¿La belleza? ¿Llamar la atención de los muchachos por como visto?
¿Cómo me gusta llamar la atención?
A pesar de que mis padres me digan que no, ¿cuál amistad es prioritaria para mi?

Lo que siento cuando veo a tal muchacha en el colegio, ¿es eso más fuerte que lo que mis padres y la iglesia me han inculcado? ¿Es deleitoso? ¿Es pecado?
A esta última pregunta, no, en la medida que no me deje llevar por ello.

Estamos en un mundo rodeado y saturado de pecado por todo lado.

Volver