SalpiconMusica1Ralph Arvesen/Flickr

Dios nos salvó y nos hizo nuevas criaturas. Dice la Biblia que las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas. Al salvarnos, Dios nos dio la capacidad de cumplir todos sus mandamientos, los cuáles se resumen en amarle con todo nuestro corazón, nuestra alma, nuestra mente y nuestras fuerzas.

Eso implica que todas las áreas de nuestra vida deben ser consagradas para la adoración a Dios. Una de estas áreas tiene que ver con la música, con aquello que escuchamos. ¿A Dios le interesa lo que escuchamos? ¿Existe música buena o música mala? ¿La Biblia nos enseña principios acerca de lo que debemos y no escuchar? Escuche este estudio y descubra que hay varios principios que debemos tomar en cuenta para escuchar música, a fin de que podamos agradarle en todo, siendo íntegros aun en estas cosas.

 

Volver