Evangelización Cc by nc icon.svg

1. Creemos que la evangelización debe ser la actividad constante de toda persona cristiana y también de la iglesia como institución. Se lleva a cabo principalmente mediante el ejemplo de los creyentes, esto explicado como obra de Cristo en nosotros y por medio de nosotros.

En todo sermón o estudio, evangelizamos, ya que toda la Biblia habla de Cristo el Redentor.

2. No hacemos uso de las campañas o técnicas de evangelización, tan comunes en nuestro medio evangelístico. Claro, hacemos actividades especiales para poder reunir las personas para escuchar el evangelio, pero buscamos que las mismas guarden armonía con lo que es evangelizar. No es cuestión de mercadeo, sino sólo en el sentido de claramente dar a conocer el mensaje de Cristo e invitar a las personas a creer en Él para el perdón de sus pecados y para comenzar una vida de discipulado. No hacemos uso de técnicas psicológicas para manipular las emociones o pensamientos mas allá de lo que el evangelio mismo hace. No hacemos invitaciones a levantar la mano o pasar adelante en reuniones públicas. Consideramos que la manera correcta para que una persona manifieste que es creyente es mediante el bautismo en la iglesia, y esto, después de recibir consejo de la iglesia. Otras técnicas no mandadas por Dios tienden a llevar a las personas a confiar en algo que ellas mismas hacen y no exclusivamente en Cristo y lo que Él ya hizo (y hace mediante su Espíritu).

3. Tampoco buscamos dar seguridad de salvación a la persona que profese fe en Cristo, sino dejar que el Espíritu, con el consejo de la Palabra, le convenza con el testimonio interno suyo en conjunto con los frutos visibles del cambio que Él mismo obra sobre la persona. Claro, en esto otros creyentes pueden ser de ayuda para orientar la persona.

Volver