Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
Mateo 6:1-4
Serie del Sermón:
Orador:
Notas del Sermón:

 

¿Hay que dar a los necesitados?

Pastor Augusto Ramírez, 22 de marzo de 2015

 

Parte del deber dar, siendo cristianos, está dedicado a los necesitados que se cruzan por nuestro camino. Véase que según el pasaje central, dar se da por sentado, "...cuando, pues, des...". Así ha sido siempre, por ejemplo, los judíos, cuando pasaba esto, ayudaban, pero amaban sobretodo el ser vistos. Esto es apariencia de piedad.

El dar a los necesitados ha sido entendido como un medio de expiación de pecados, tanto en la religión judía, como en la tradicional en nuestro país. Hay que anotar, sin embargo, que aunque aplaque la conciencia, dar no limpia de pecados, eso sólo lo hace el Señor Jesucristo. Al momento de dar hay que ver la motivación, más que otra cosa.

Algunos equivocadamente piensan que esperar cualquier tipo de recompensa por dar está mal. La recompensa podría venir de una de dos fuentes: de los hombres o de Dios. Se recibe de una o de la otra. Si se evita el ser visto por los hombres, e incluso tener grabado lo dado en la memoria, entonces el Señor recompensará.


 

Pasaje central: Mateo 6:1-4 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

1 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. 2 Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 3 Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, 4 para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Volver