Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
1 Tesalonicenses 1:5-10
Serie del Sermón:
Orador:
Notas del Sermón:

 

Características de una iglesia comprometida

Pastor Jairo Chaur, 14 de septiembre de 2014

 

En la primera carta a los Tesalonicenses Pablo no hace reproches a la iglesia, como si hace en otras cartas a otras iglesias, porque el propósito fundamental fue el de animar. Por esto, el apóstol recuerda de tanto en tanto que el Señor Jesucristo viene otra vez.

De los versículos 5 al 10 del capítulo inicial, y casi por versículo, puede verse alguna de las características que muestran que una iglesia es fiel. Por ejemplo, puede verse si una iglesia es comprometida cuando ha sido tocada por el Espíritu Santo. Una iglesia es fiel, además, si sigue el ejemplo de Cristo y haciendo esto, a su vez, se constituye en un ejemplo.

Otra característica importante es que la iglesia se convierte en una caja de resonancia, entiéndase por esto el hecho de transmitir, tal cual, la palabra de Dios, sin cambiar nada. De otra parte, una iglesia fiel se ha convertido de los ídolos a Dios, y por último, espera con ansia el regreso del Señor Jesucristo.


 

Pasaje central: 1 Tesalonicenses 1 5:10 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

5 pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros. 6 Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo, 7 de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído. 8 Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada; 9 porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, 10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Volver