Jesús murió por nosotros

Clic para ampliar la imagen

Lección:

Jesús nació como un bebé, pequeñito, pero Él no empezó a vivir cuando nació. Jesús es Dios, y Dios ha vivido siempre. En el principio todo era bueno y hermoso, Adán y Eva eran excelentes, pero pecaron y lo arruinaron todo. Dios dijo: “Enviaremos un salvador”. Jesús dijo: “Estoy dispuesto a ir al mundo para ser el Salvador.” El Espíritu Santo hizo que María concibiera, y Jesús nació como un bebé. Jesús era rico en el cielo: todo era suyo; era todopoderoso en el cielo y en la tierra. Cuando vino al mundo era muy pobre, no tenía ni una cama, y era indefenso, como todos los bebés. Era igual que nosotros, pero su corazón no tuvo pecado. ¡Vino a ser un bebé, para poder ser nuestro Salvador! Referencia bíblica: Juan 3:16-17. Versículo de referencia: 2 Corintios 8:9

Instrucciones:

Con dos palitos de paleta se arma el pesebre, se le agrega paja, aserrín o tiritas de papel. Con papel de colores se hace la carita del bebé y la cobija. Se pega todo, siguiendo el patrón en la imagen.


Volver