Para qué debo aprender a leer - 3

Hoy vamos a escuchar la tercera razón por la cual debemos aprender a leer, y además, los niños de la escuela recibirán una sorpresa especial, ¿cuál será? (imagen: clker)

¡Incluye página para colorear!

 

 

Aprender a leer - página para colorear - 3

Clic en la imagen para descargar la página para colorear.

 

Versículo de referencia:

y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia,
2 Timoteo 3:15-16

¿Para qué debo aprender a leer? José y los niños de la escuela - 3


Hola amados niños, ¿recuerdan las razones que José enseñó a los niños de la escuela de la vereda Hermón de porque tenían que aprender a leer? Seguramente José en el capítulo de hoy nos lo va a recordar. Entonces, escuchemos atentamente.

Un señor del pueblo que tenía un almacén, al saber que José estaba dando clase bíblica a los niños de la vereda Hermón, le regaló un balón de futbol de colores, era un balón muy llamativo, muy bonito. Le dijo: “José quiero regalarle este balón a los niños de la escuela.” José dijo: “Muchas gracias don Jorge, los niños van a quedar muy contentos con su regalo.”

Al llegar José a su clase con los niños, luego de que el profesor Leonel se los dejó en sus manos, y haberlos saludado, dijo: ¡niños, hoy les tengo una sorpresa muy  bonita, pero todo a su debido tiempo” Los niños respondieron: “Aaahh”

“Vamos todos a quedar parados, digamos nuestra frase para cantar, y luego vamos a recordar los versículos, ¿está bien? ¡Cinco niños felices están, sonrisas bonitas sus rostros tendrán, se paran contentos para cantar, hasta ahí, vamos a recordar nuestro coro de la Biblia con las dos partes que hemos aprendido: “Biblia mi libro, mi libro compañero. Mi libro compañero es la Palabra de Dios.” “Ella me habla, me habla cada día. Me habla cada día de mi Salvador.” Ahora los versículos: “Y que desde la niñez has sabido las sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús”. 2 Ti. 3:15. Siguiente: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar…” 2Ti. 3:16, Muy bien niños, terminemos la frase. “se sientan quieticos para escuchar.”

José preguntó: “¿Será que me quieren recordar las razones por las cuales debemos aprender a leer?” María José, se levantó y dijo: “Para que podamos leer el libro de Dios, la Biblia” Junior dijo: “y para que leyendo la Biblia conozcamos la verdad y nadie nos engañe.” Alejandra, dijo: “debemos aprender a leer, para leer la Biblia, porque todo lo que ella dice salió del corazón de Dios para nuestro bien.” Sarita dijo: “debemos aprender a leer, para leer la Biblia, porque Dios hizo muchas cosas para que hoy la tengamos en nuestras manos.” Como en ese momento nadie más dijo nada, entonces José dijo: ¡felicitaciones, muy bien, ¿pero me pueden ayudar sobre lo que Dios hizo para darnos la Biblia? Entonces, Ángela María, dijo: “utilizó a más de 40 hombres llamados profetas para escribirla.” Ángeles, dijo” También usó más de 1.500 años” como nadie hablo más, entonces Esdras se levantó, y dijo: “Como Dios escribió por medio de sus profetas la Biblia en Hebreo y Griego, pero muy pocos saben estos idiomas, entonces Él ha usado a muchas personas para que traduzcan la Biblia a nuestros idiomas.” José estaba muy sorprendido al escuchar cuánto habían aprendido los niños. Dijo: “Niños, estoy muy agradecido con mi Dios por haberles dado tanta inteligencia.”

Dijo luego José: “bueno, ahora vamos a aprender la tercera parte del coro de la Biblia. Ahí sentaditos van a escuchar atentamente: “En Ella yo aprendo, yo aprendo día a día, yo aprendo día a día a andar con Jesús.” Esta muy fácil, ¿verdad? Escuchen nuevamente, “En Ella yo aprendo, yo aprendo día a día, yo aprendo día a día a andar con Jesús.” Ahora cantemos juntos, “En Ella yo aprendo, yo aprendo día a día, yo aprendo día a día a andar con Jesús.” Que tal mis amados niños si hacemos el esfuerzo cantando las tres partecitas, vamos, “Biblia mi libro, mi libro compañero. Mi libro compañero es la Palabra de Dios.” “Ella me habla, me habla cada día. Me habla cada día de mi Salvador.” “En Ella yo aprendo, yo aprendo día a día, yo aprendo día a día a andar con Jesús.”

Hoy vamos a escuchar otra razón por la cual debemos aprender a leer, para leer la Biblia. ¿recuerdan que les dije que les tenía una sorpresa muy bonita?” Entonces José sacando el balón de la bolsa, y colocándolo sobre la mesa dijo: “esta es la sorpresa.” “uau” dijeron los niños. José preguntó: “¿Ustedes saben quién hizo este lindo balón de colores?” Laura dijo: “ Ah, una fábrica de hacer balones, lógico.” Entonces José, riendo, dijo: “¿y que tal si yo les dijera que este balón no lo hizo nadie, que este balón se hizo solo?” Todos los niños miraron a José y al balón, y rieron. Nadie dijo nada, pero todos pensaron: “jmm, José está loco.” Entonces José, dijo: “Niños, así como no podemos decir que este balón se hizo solo, tampoco podemos decir que los lindos pajaritos, las lindas flores, las hermosas estrella, los animalitos y las personas se hicieron solas, ¿verdad? Solo alguien que sea infinitamente sabio y poderoso las pudo haber hecho, ¿Saben quién?” “Dios,” respondieron los niños. José, dijo: “Sí niños, cuando vemos todos los animalitos, las plantas, el cielo con sus estrellitas, y cuando nos vemos a nosotros mismos tenemos que reconocer, ¡Existe un Creador! ¡Existe Dios!  Niños, pero creer que Dios existe, no es suficiente, tenemos que conocerle. ¿Conocerle? ¿Y qué es eso de conocerle? Niños, Tenemos que saber cómo es Él realmente, y sabiendo como es Él, unirnos a Él para servirle de la manera correcta. ¿Saben por qué?” Los niños respondieron: “No,” José, les dijo: “Escuchen atentamente, porque solo los que verdaderamente conocen a Dios tendrán entrada al cielo. Jesús dijo: “Y esta es la vida eterna: Que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tu enviaste” Jn. 17:3 entonces Camila preguntó: “¿Y cómo podemos conocerle? Yo quiero ir al cielo,” José respondió: “Jesús dice en Jn. 5:39 Que “las Escrituras, ..ellas son  las que dan testimonio de mí.” Camila, a Dios solo lo podemos conocer por medio de la Biblia. Si las personas no escuchan, no leen la Biblia, no pueden conocer a verdaderamente a Dios” Mostrando su Biblia, José dijo: “Es la Biblia, el libro que Él mismo nos dejó, la que nos dice como es Él, que le agrada y que no, como nos debemos acercar a Él. Niños, por favor, ustedes tienen que aprender a leer, para leer la Biblia, para conocer al único Dios verdadero, si no lo hacen, ustedes van a terminar creyendo en un dios falso, que parece que fuera el verdadero, y al final, quedarán por fuera del cielo. Oh niños, esto es algo terrible, porque quedar por fuera del cielo, es quedar en el infierno para siempre. Dios dice en 2 Ts. 1:8-9,  que los que no conocen a Dios, estarán en llama de fuego, sufriendo pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de su gloria de su poder.”

José, mirando a los niños con preocupación, les preguntó: “según lo que escuchamos hoy, ¿para qué deben a prender a leer?” Felipe, dijo: “para que podamos leer la Biblia para conocer a Dios” “Muy bien Felipe.” dijo José. “Ahora, para terminar, vamos a repetir nuestro coro. “Cinco niños, felices están, se paran contentos para cantar.” “Biblia mi libro, mi libro compañero. Mi libro compañero es la Palabra de Dios.” “Ella me habla, me habla cada día. Me habla cada día de mi Salvador.” “En Ella yo aprendo, yo aprendo día a día, yo aprendo día a día a andar con Jesús.”


José les habló a los niños que el balón fue un regalo de don Jorge, el dueño del almacén del pueblo, que se lo entregaría al profesor Leonel para que fuera él quien indicara como jugar con él. Luego de despedirse, por el camino le oraba a Dios rogando por los niños para que comprendieran la importancia de aprender a leer para leer la Biblia. ¿Qué les enseñará José en la siguiente clase? Si Dios lo permite, lo sabremos en el próximo capítulo, pero recuerden, ustedes tienen que leer la biblia para conocer al verdadero Dios, ¿está bien? Un abracito para cada uno. 

 

- ♦ -

Volver