José era hijo único, y siempre deseó tener un hermanito para jugar, y Dios concedió ese bebé en su familia, pero no todo fue fácil, ya veremos.

 

Versículo de referencia: Romanos 1:16

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

 

Preguntas guía:

1. ¿Por qué razones José deseaba tener un hermanito?
2. ¿Qué se propuso José cuando supo que su mamita estaba esperando bebé?
3. ¿A qué se debía el buen comportamiento de José?
4. ¿Por qué doña Rut, aunque veía el buen comportamiento de José, se enojaba cuando él le hablaba de Dios?

 

 

 

 

Volver