La fe acerca de la cual el Nuevo Testamento habla y reclama, es la fe en una persona; la persona del Señor Jesucristo. Sin embargo, la fe es mucho más que la creencia en algunos hechos de Jesús y su muerte por los pecadores.

DescargarBoton2

Volver