Quizás usted ahora se pregunte: "¿cómo se puede aplicar todo esto a mi vida?" "¿Puedo ser salvo y tener el perdón de mis pecados?" "Yo soy pecador, ¿me aceptará Dios?" "¿Hay algunas ordenanzas o ritos que tenga que efectuar antes de ser salvo?" "¿Tengo que sentir una 'sensación especial' antes de llegar a ser cristiano?" Todas estas preguntas merecen respuestas bíblicas.

Volver