La presentación se divide en cuatro partes:

  • La primera parte es la introducción, en la cual se hace un llamado a evitar la novedad doctrinal, y en lugar de ello a fortalecer la fidelidad a la palabra de Dios.
  • En la segunda parte, denominada el encargo, se insta a seguir la tradición apostólica (lo que has oído de mi... esto...)
  • La tercera, acerca de a quienes se hace el encargo, es decir, hombres fieles (...hombres fieles que sean idóneos...)
  • La cuarta, y última, sobre la forma de realizar el encargo, la fidelidad (...para enseñar también a otros...)

 Bosquejo original: Javier Martínez

Aportes y revisión: Juan Pablo Cruz y Jorge Castañeda

Volver