Mensaje para los hijos. En estos días cuando se celebra el día de la madre, es cuando ellas son más engañadas por la mayoría de los hijos, y lo peor, ellas se creen la historia. Los hijos aparecen con tarjetas y regalos, y dicen: “Madre, eres la mejor madre del mundo, ¡te amo!” Pero durante todo el año las deshonraron, desobedeciéndoles, menospreciándolas, burlándose de ellas, agrediéndolas verbal o incluso físicamente, defraudándolas, utilizándolas, no ayudándoles en sus necesidades, etc. Esto, antes que amor, es odio. El verdadero regalo para ellas es humillarse delante del Señor, sinceramente arrepentido pidiéndole perdón, limpieza y mudanza de vida, para que el resto de su vida muestre a su madre su amor por los hechos y no solo por las palabras. (Col. 3:20; Pr. 3:29; 10:1; 19:26; 23:22, 24; 28:24; 29:3; 30:17; Mt. 15:1-6; Sal. 51; 1 Jn. 3:18)

Volver