Nombre y autor
El nombre procede da la Septuaginta y significa "partida". En la versión en Hebreo se denomina "Estos son los nombres", tomada de las primeras palabras del libro. El autor es Moisés.


Tema y objetivo
Este libro contiene la historia de Israel siendo esclavo en Egipto, nos habla de su liberación sobrenatural, de su encuentro personal con Dios en el monte Sinaí, el establecimiento del tabernáculo en medio del pueblo. El objetivo es mostrar la fidelidad de Dios a sus pactos, a sus promesas, la grandeza de su santidad, poder y soberanía, pero también mostrar la infidelidad de Israel. Este libro es rico en figuras, tanto del Mesías como del pueblo de Dios.

 

La Pascua (Salida) Gn. 12

"Por la fe celebró la pascua y la aspersión de la sangre, para que el que destruía a los primogénitos no los tocase a ellos." He. 11:28

1. Dios había mostrado a los israelitas, al faraón y su pueblo, mediante sus asombrosos milagros, que el único y verdadero Dios era Él, que los dioses de los egipcios, como los de las otras naciones, no eran más que obras de hombre que lo llevaban a la idolatría. Ex. 7-11; 2 R. 19:18

2. La plaga final tenía como propósito, para los egipcios, enjuiciar a sus dioses y eliminar toda la confianza en ellos, destruir todo significado que los egipcios tenían de la primogenitura. Ex. 12:12

3. Si los israelitas no querían correr la misma suerte de los egipcios, tenían que creer en Dios y demostrarlo mediante la obediencia, y la fe en las promesas de Dios. Ellos tenían que sacrificar un macho sin defecto, de un año, de las ovejas o de las cabras. Tenían que comerlo asado, acompañado de panes sin levadura y de hiervas amargas. No podían quebrarle hueso alguno, ni dejar nada del animal para el otro día. La sangre del animal tenía que ser colocada en los bordes de las puertas, para que cuando Dios pasara matando a todo primogénito, no entrara en esa casa al ver la sangre, la cuál era un símbolo que denotada que en esa casa habitaba un creyente. Ex. 12:1-13

4. Los israelitas hicieron como Dios les ordenó, confiaron en la provisión de Dios para salvaguardar a los primogénitos. Así, cuando Dios pasó por Egipto con su juicio, en todas las familias de los israelitas los primogénitos permanecían vivos, en tanto que en cada casa egipcia había mínimo un muerto, tanto de seres humanos como de animales. Ex.12:28-30

5. Israel sale literalmente echado de Egipto en la misma noche de la pascua. Ex. 12:31-51

6. Figuras.

a. Egipto, el Faraón, y la esclavitud. Son una figura de la esclavitud del mundo, de Satanás y del pecado. En sentido general es una figura de la muerte espiritual. 1 Jn. 2:15-17; 2 Ti. 2:26; Jn. 8:34

b. El animal perfecto derramando su sangre para ser colocada en los bordes de las puertas. Representa la figura del Substituto perfecto: de Cristo, el cual mediante su muerte nos libera de la esclavitud. Los panes sin levadura son tipo también de Cristo y de la santidad que el cristiano debe tener. Las hierbas amargas tipifican el sufrimiento en la esclavitud, pero también los sufrimientos de Cristo para liberarnos de la esclavitud. 1 Co. 5:6-8; Jn. 8:36

Conclusión
Sólo somos libres si Dios provee un Substituto que muera en nuestro favor. Dios ya envió a su Hijo para este oficio, todo aquel que en Él confíe tendrá vida eterna. Ro. 10:11-13

Volver