Algo sobre lo cual reflexionar Ram Balmur/Flickr

Apreciado vecino. Sí, presentamos la verdad del cristianismo histórico, no novedades religiosas nacidas con el paso del tiempo de filosofías y gustos humanos. 

 

Versión completa en pdf (3 páginas)

DescargarBoton2

 

Para nuestros vecinos, algo sobre lo cual reflexionar

De la Iglesia Cristiana Gracia y Amor,

Apreciado vecino,

 

Sí, presentamos la verdad del cristianismo histórico, no novedades religiosas nacidas con el paso del tiempo de filosofías y gustos humanos.

Asuntos para pensar
¿Cómo y por qué existe todo? ¿Existimos por pura casualidad, y por lo tanto, sin sentido en la vida? Si es que no, luego, ¿cuál guía hay para que vivamos y creamos correctamente? Es decir, ¿Cuál es la verdad que nos permite vivir sin vivir en vano? ¿Qué hay después de la muerte? ¿Cómo vivir en paz y justicia con el prójimo (y con uno mismo)? ¿Existe Dios? Si existe, ¿cómo es y qué espera de nosotros?
Pocas veces estas cuestiones nos ocupan lo suficiente. Muchos miran con pesimismo todo intento de responderlas, pues opinan que no hay manera para saber. Opinan que la respuesta que le satisfaga a uno, según sus propios gustos y comprensiones, esa es “la verdad” para uno. No niegan la existencia de Dios, pero dicen que Dios es como cada uno lo tenga. Claro, si tal manera de razonar fuera practicada en otras esferas de la vida, habría solo caos por todos lados.

Asuntos esenciales
La Iglesia Cristiana dice que las cuestiones sobre orígenes, razones, y destinos, sí, son importantes. La Biblia enseña que “Dios hizo al mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra,… pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas… Porque en él vivimos y nos movemos, y somos”. Obviamente si es así, luego es urgente saber y vivir de acuerdo con lo que quiere el creador y ordenador de todo.

La teoría de la evolución y la duda
Durante los pasados ciento cincuenta años, la teoría de la evolución llegó a controlar el pensamiento de casi todos. Según esta teoría, las cosas llegaron a existir y a desarrollarse, o por casualidad o según leyes naturales. Nada tuvo que ver con ello el Dios personal de la Biblia cristiana. Decimos “teoría”, pues, pese a los reclamos de muchos textos científicos, en lugar de descansar sobre ciencia, la “teoría” parte de un postulado no comprobado e imposible de comprobar, el postulado que dice que todo depende de lo natural, y no de lo sobrenatural. Es decir, el evolucionismo es otra religión; no es una explicación comprobada respecto al origen y la naturaleza del mundo. Los datos que maneja lo sobrenatural son explicables de una manera más inteligente que la explicación que da el evolucionismo. Pues creer que las complejidades de la naturaleza, incluyendo las del ser humano, son como son por procesos naturales, exige mucho más fe que creer que el Dios personal, infinito, sabio, poderoso y bueno que creo todo con la palabra de su poder.

Si Dios es Dios
Siendo Dios el creador de todo, a Él todos deben todo. Por esto preparamos estas reflexiones, buscando explicar cómo es y qué quiere Dios. La Biblia explica las cosas como son. Presenta realidades. No habla de fanatismos supersticiosos, inoficiosos y absurdos, como algunos opinan. Dios quiere salvarnos precisamente de los fanatismos de la supuesta sabiduría humana de la actualidad. ¡Como de mal andan las cosas! Eso nadie lo niega. Pero en lugar de someternos a la sabiduría divina, aportamos al problema con nuestro egoísmo. Y luego nos quejamos porque los demás hacen como nosotros mismos hacemos. El evolucionismo conduce a mirar todo como mera casualidad, sin obligación de llevar un determinado comportamiento.
La Iglesia Cristiana Gracia y Amor le invita a dejar el sinsentido del pensamiento moderno, para andar en la luz de la verdad. ¡Jesucristo es el Salvador! Es el Salvador por razón de haber pagado mediante su sangre por el pecado de su pueblo.

Sí, a comenzar ya
Todo lo anterior va con el fin de invitar a nuestros vecinos a conocer en verdad la Biblia. No hay otra manera para conocer la Biblia, sino leyéndola. ¿Dónde comenzar? Pues comience en el comienzo. Lea el primer libro de la Biblia, Génesis. Léalo rápido. No va a entender todo, pero, eso sí, va a entender que Dios hizo todo, y en algo va a entender cómo es Él. Va a entender que el mal comenzó muy temprano, y que trajo todo tipo de consecuencias, las que sufrimos todos todavía.
Bueno, después de leer el libro de Génesis, pase ahora a leer la carta de Pablo a los Romanos. Fíjese como habla de Abraham, en el capítulo 4. ¿Qué nos enseña esta referencia de Abraham, cuya vida hace 2000 años narra Génesis?
Ahora, pase a leer el cuarto evangelio, el de San Juan. ¿Según Juan, cómo es Jesucristo y por qué vino al mundo? Lo obvio de este cuarto evangelio es que invita a creer en Cristo. ¿Por qué será? Al leer estos apartes, pida a Dios que le enseñe lo que hay que saber para vivir y morir felizmente. No, no es siempre fácil coger el hilo de la lectura, pero haga el intento. La Biblia es la palabra de Dios. Lea rápido, para coger lo principal en general. No se preocupe por el momento de entender todo los detalles. No es cosa inútil lo que pedimos; es cuestión de vida genuina o no. Si no tiene Biblia, es fácil conseguir una, incluso en línea.
Tenemos un curso breve y sencillo, “Primeras lecciones de la Biblia”, para llevarle de la mano en el manejo de este libro tan importante, la Palabra de Dios. Se lo ofrecemos sin costo.

A propósito, no somos “Testigos de Jehová”. Creemos la Biblia que dice que Jehová es el Salvador y que no hay otro, pero a la vez que Jesucristo lo es. Por lo tanto Jesucristo es Dios mismo, Jehová, y nos alegramos en tener a un Salvador todopoderoso. ¿Ha puesto su confianza únicamente en Jesucristo para perdón de sus pecados? Solo Dios puede perdonar pecados.

Enseñanza Antigua para una nueva vida, verdad absoluta para tiempos cambiantes

Volver