A que Dios no es como piensa James/Flickr

Equivocarse en esto, sí, es arriesgado.

Dios es como es, y poco le gusta que la gente piense otra cosa. Por favor, conózcalo bien ahora mismo, y evítese problemas. Un documento preparado en el siglo 17 explica a Dios así:


No hay sino un solo Dios, el único viviente y verdadero. Existe por sí mismo, y es infinito en su ser y perfecciones... Es inmutable, inmenso, eterno, incomprensible, todopoderoso, e infinito. Es santo, sabio, libre, absoluto, que hace todas las cosas según el consejo de su propia voluntad... Es ... benigno y misericordioso..., abundante en bondad y verdad, perdonando todo pecado... muy justo y terrible en sus juicios, que odia todo pecado... Él es la única fuente de todo ser, de quien, por quien y para quien son todas las cosas... Es santísimo en en todos sus consejos, en todas sus obras, y en todos sus mandatos. Siendo el creador de los hombres y los ángeles, éstos le deben toda adoración, sericio y obediencia...


¿Quiere leer más al respecto? Con mucho gusto le obsequiamos un ejemplar del documento anterior, para que reflexione sobre la verdad de Dios dada a conocer en las Escrituras cristianas.

Volver