Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
Mateo 7:1-12
Serie del Sermón:
Orador:
Notas del Sermón:

 

Qué significa no juzgar - 2

Pastor Augusto Ramírez, 24 de abril de 2016

 

Con cuánta facilidad en lugar de discernir terminamos criticando, con lo cual resultamos pecando. Es muy común que nos consideremos jueces justos, sin tacha, mientras los demás son los que tienen los errores, cuando en realidad debemos tener una visión correcta de Dios, de nuestros hermanos y de nosotros mismos.

Al criticar jugamos a ser Dios, quien es el único con esa autoridad. También hay que tener en cuenta que no tenemos toda la información, en ninguna situación, entonces cómo juzgar. Por último, véase que el juzgar deja ver una visión errada de quienes somos; pecadores. Primero debemos tratar nuestro pecado.

En este sermón se presenta además tres tipos de juicio: el primero es el que es para condenación o salvación; el segundo al que estamos expuestos por ser hijos de Dios, porque a quién ama disciplina; por último, el juicio para recompensas o galardones, un día recibiremos según hayamos hecho.


 

Pasaje central: Mateo 7:1-12 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

1 No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. 3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? 4 ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? 5 ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.

6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen.

7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? 10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? 11 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? 12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Volver