Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
Colosenses 1:20-23
Serie del Sermón:
Orador:
Notas del Sermón:

 

Teología de la reconciliación - 2

Pastor Augusto Ramírez, 28 de diciembre de 2014

 

El estudio de la teología de la reconciliación puede dividirse en cuatro partes: 1) el plan, 2) el medio, 3) el objetivo, y 4) la evidencia. Este segundo sermón trata la segunda parte, es decir, el medio para lograr la reconciliación; sin embargo, se inicia recordando por qué es que es tan necesaria una reconciliación.

La realidad de todo ser humano que no ha sido reconciliado con Dios es que le falta fuerza para acercarse a Dios, además, no tiene méritos para hacerlo, de otra parte le falta justicia, porque es pecador, y no tiene amistad con Dios, es enemigo del Señor, por naturaleza. Así entonces cómo se salvará el hombre.

El medio de la reconciliación es Cristo, quien murió como el sacrificio que exige la justicia de Dios por nuestro pecado. La reconciliación con Dios tiene un precio muy alto que nosotros no podemos pagar. El único que podía hacerlo es alguien perfecto, y ese es nuestro Señor Jesucristo, quien murió en la cruz y luego resucitó.


 

Pasaje central: Colosenses 1:20-23 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

20 y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

21 Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado 22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; 23 si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.

El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Volver