Fecha del Sermón:
Referencia Bíblica:
Isaías 51:1-8
Serie del Sermón:
Orador:
Notas del Sermón:

Los últimos días han sido difíciles para nuestro país; hay una gran tensión y nuestra oración es para que se calmen los ánimos, porque haya cordura, y que no terminemos autodestruyéndonos. Ante este panorama, oscuro y desalentador, ¿cómo hemos de responder?

El pasaje comienza diciendo oídme, y lo dice es a Su remante fiel, también hoy nos habla en medio de esta situación. Nadie nos arrebatará de Su mano; solo miremos la historia para comprobar Su cuidado. El Señor así lo ha prometido, nos cuidará porque ya dio un precio muy alto por Su iglesia.

Dios promete salvación a Su pueblo. Esa promesa que hizo en el libro de Isaías ya ha sido cumplida en Jesucristo, y no solo aplica a Israel, sino a la Iglesia; Jesucristo fue quien recibió todo el peso del castigo por nuestro pecado. Por esto, no debe haber razones para que seamos presas del temor.

El reproductor requiere que JavaScript esté activado.
Archivo Adicional:
Volver