El reproductor requiere que JavaScript esté activado.

Disfrutando la sexualidad conforme a la voluntad de Dios
Carlos Rocha
Devocional, 26 de julio de 2014

Todos sabemos que en Génesis se registra el establecimiento del matrimonio, y se hizo cuando aún no había pecado.

Luego, muy pronto en realidad, entró el pecado, y ha permanecido en nosotros desde entonces. A este respecto, la iglesia no puede aceptar pecados en su interior, y más específicamente con respecto a esta serie, es decir, los pecados sexuales.

Sin embargo, nace una pregunta, ¿qué hacer con el pecador? En otras palabras, ¿cómo tratarlo? Durante este devocional, y estudios siguientes, se empieza a esbozar la respuesta a esta pregunta. Se adelanta que si se ha cometido pecado, en Cristo hay perdón.

Volver