El reproductor requiere que JavaScript esté activado.

Estrategia 2. "Tener diálogo permanente con nuestro hijos"

Es importante cultivar el hábito de hablar con nuestros hijos, todo el tiempo, de manera positiva. Para expresarles amor, afirmación e instrucción; de tal manera que ellos valoren ese diálogo. Nosotros, como padres, tenemos que tomar la iniciativa en el diálogo.

Evitemos el grave error de hablar a nuestros hijos solo cuando algo anda mal.

Si solo hablamos con nuestro hijo cuando hay problemas, lo más seguro es que no querrá hablar, estará prevenido. Si esto hacemos, el adolescente se resistirá. Cuando escuche "joven necesito hablar contigo", él sabrá que es sinónimo de problemas, por lo tanto por todos los medios tratará de evadir el diálogo.

Volver