La Fe histórica

FeHistorica4

 

Un llamado a la fidelidad histórica de nuestra fe. (Foto: Jim Nix/Flickr)

La siguiente es una exposición detallada de 2 Timoteo 2:2.

"Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros."


 

 

La presentación se divide en cuatro partes:

  • La primera parte es la introducción, en la cual se hace un llamado a evitar la novedad doctrinal, y en lugar de ello a fortalecer la fidelidad a la palabra de Dios.
  • En la segunda parte, denominada el encargo, se insta a seguir la tradición apostólica (lo que has oído de mi... esto...)
  • La tercera, acerca de a quienes se hace el encargo, es decir, hombres fieles (...hombres fieles que sean idóneos...)
  • La cuarta, y última, sobre la forma de realizar el encargo, la fidelidad (...para enseñar también a otros...)

 Bosquejo original: Javier Martínez

Aportes y revisión: Juan Pablo Cruz y Jorge Castañeda

Nuestro texto [2 Timoteo 2:2] nos da luces en cuanto a la manera en que este encargo debe ser preservado por las edades: la transmisión fiel de generación en generación. La Palabra de Dios es un encargo que se pasa de generación en generación. Si fallamos en esto, fallamos en lo más importante. Pero otra vez debemos enfatizar que el encargo es "enseñar" "para" que a su vez éstos también "enseñen" a otros. ¿No fue en esto precisamente en lo que falló el antiguo Israel?

VerMas4


 

Nuestro texto [2 Timoteo 2:2] nos habla de hombres quienes han recibido este encargo precioso y la única característica que subraya de los tales es "que sean fieles". Πιστός es un sustantivo que bien puede traducirse "permanente", "estable", "firme". Cuando la Biblia dice que Dios es fiel, se refiere a la inmutabilidad de Dios en su ser y en su propósito (cf. 1 Cor. 1:9; 10:13), como consecuencia de ello el siervo del Señor debe caracterizarse por ser de una sola palabra, no como aquellos que hoy dicen una cosa y mañana otra totalmente contraria:
"Mas, como Dios es fiel, nuestra palabra a vosotros no es Sí y No" (2 Co. 1:18).

VerMas4


 

Tradición es un término que no nos gusta por su connotación católico-romana, pero debemos reconocer que la Biblia sí habla de una tradición apostólica, por supuesto verdadera. Recordemos que inicial y primordialmente la instrucción apostólica era oral, sólo luego escrita. En las cartas neotestamentarias tenemos más bien un resumen de lo que los apóstoles enseñaron a las iglesias, no la totalidad de la tales. Ésta fue la revelación Escrita que Dios nos quiso dejar.

Algunos textos que dejan en claro que existió tal tradición oral son:...

VerMas4


 

Vivimos en días cuando los hombres buscan romper con el pasado, se habla de quebrar los yugos de la historia, se quiere mirar hacia adelante sin considerar el atrás. El hombre del siglo XXI ha logrado avances que ningún otro siglo siquiera pensó. La arrogancia de nuestro siglo es mirar el pasado con vergüenza y estupor. ¿Cómo pudimos vivir tantos años en ignorancia? Es el grito emancipador con el que se dio a luz el nuevo milenio. Las ideas progresistas se han asumido como ciertas, todas ellas. Tal vez la huella de un mundo evolucionando trae consigo atractivos y desafíos importantes en cada generación, que en respuesta a los límites impuestos por el pasado, buscan desarrollarse plenamente.

VerMas4


 

Volver